Suenan tambores de guerra en Irán e Israel

Las ráfagas de anuncios de guerra entre Israel e Irán son cada día más fuertes y frecuentes, aunque las amenazas recíprocas no son nuevas y se prolongan desde 1979. No obstante, el Primer Ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, parece dispuesto a efectuar un ataque inminente a una central nuclear iraní como lo hiciera ya contra Irak en 1981 y contra Siria en el 2007.
Uno de los problemas prácticos, en el caso iraní, es que la mayoría de las instalaciones nucleares relevantes y sensibles están protegidas bajo tierra. Sin embargo, fuentes periodísticas de Jerusalén confirman que la fuerza aérea se prepara al efecto y ha realizado en Cerdeña operativos experimentales en áreas geográficas similares a las que se encuentra la instalación de Qom de uranio enriquecido.
El próximo informe sobre el programa nuclear de Irán que dará a conocer el Organismo Internacional de Energía Atómica, previsto para ser distribuido el próximo 8 de noviembre, podría acelerar los tiempos. Algunas filtraciones señalan que el documento contiene dudas fundadas sobre los fines pacíficos de dicho programa. Nada preocupa más a Israel y Estados Unidos que un Irán con la capacidad de contar con armas nucleares.
Irán, por su parte, ha advertido de las consecuencias. Un ataque de Israel es considerado también como proveniente de Estados Unidos. Irán se ha preparado para esa eventualidad al haber logrado una importante capacidad defensiva y ofensiva de misiles adquiridos a Rusia y China. Algunas fuentes diplomáticas indican que Pakistán podría haber contribuido con material relevante y ser fuente en lo que hace al diseño de un arma nuclear.
El alcance de los misiles rusos sería de 2.000 kilómetros y con capacidad simultanea de atacar blancos en Israel y algunas bases estadounidenses en el Mediterráneo. Otras fuentes, en particular el Ministro de Defensa iraní, hacen mención a una represalia iraní con la participación conjunta y coordinada de Hezbolah, Hamas, el sadrismo en Irak, grupos insurgentes afganos y de Yemen, por citar algunos sectores islámicos radicalizados que harían frente común con Teherán.
El Secretario General de la OTAN, Anders Rasmussen, ha señalado que la Alianza Atlántica no tiene la intención de participar en un eventual conflicto entre Israel e Irán. Sin embargo, solicitó a Teherán cumplir con las resoluciones pertinentes del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y detener de inmediato el programa nuclear en lo relativo al enriquecimiento de uranio. Asimismo, expresó preocupación por la desaparición de armas libias que habían sido vendidas por distintas potencias europeas y que hoy no se encuentran en Liba. Entre las especulaciones es que esas armas hayan sido transferidas a Irán por grupos vinculados al gobierno de transición.



[Facebook] [Google]

Tags: , , , , , ,

E-mail | Permalink | Trackback | Post RSSRSS comment feed 1 Responses

Comentarios

Añadir comentario


 

  Country flag

biuquote
  • Comentario
  • Vista previa
Loading